Categoria Discografias Sevillanas

Los Marismeños

Marismeños02

image

La Huelva de mediados de los sesenta fue el primer escenario que acogiera el arte de una de las formaciones más importantes de la música del sur: Los Marismeños[1]. Pioneros junto a otros pocos grupos de la etapa de mayor esplendor de las sevillanas, también hay que considerarlos como grandes creadores de infinidad de rumbas y fandangos que han quedado hechos copla en la eterna memoria del pueblo andaluz.

Cuentan que Manuel Pareja-Obregón, al que ellos denominan su maestro, tuvo que pedirles permiso a sus padres para llevárselos a Madrid, dado que aún no eran mayores de edad. Fue entonces cuando grabaron su primer disco, un EP de cuatro canciones que bajo el sello Yupy viera la luz en 1967...

Seguir leyendo

Las Carlotas

OCH_Carlotas02--644x362

MMG_0803

Desde Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), donde muere el río Guadalquivir, nacen dos mujeres, hermanas, que las definen como las voces más flamencas que hoy por hoy tiene el mundo de las sevillanas.

Su nombre artístico de Las Carlotas les viene de herencia familiar, donde este nombre empezó cuando su bisabuela que trabajaba en la casa palacio de los condes de Orellana, al quedarse esta embarazada quiso la condesa Carlota de Orellana amadrinar a ese hijo que iba a nacer, poniéndole en caso de ser niña, como así fue, su propio nombre.

Fue a partir de ahí cuando de generación en generación esta familia se le conoce con el sobrenombre de familia Carlotas, de ahí que estas dos hermanas escogieran el nombre artístico de Las Carlotas.

Sanlúcar las vio nacer en una zona muy conocida d...

Seguir leyendo

Ecos del Rocio

ecos-del-rocio-2

ecos-3

Cuando las olas del Océano Atlántico se distraían acariciando las arenas finas y limpias de las playas de su Rota marinera y el sol se abrazaba al surco del arado. Quiso Dios que nacieran cuatro zagales. Juan Manuel, Paco, Jesús y Miguel. Todos ellos hijos de campesinos jugaron poco y trabajaron desde chicos, quizás por eso son conocedores del trayecto que hay entre lo bueno y lo malo.

Los primeros comienzos del grupo se remontan a los años 80, fueron quizás sus mujeres (novias por aquéllos años) las culpables o más bien a las que tenemos que agradecerles su existencia como grupo ya que ellas aprendieron a bailar sevillanas y claro alguien les tenía que cantar y quién mejor que aquéllos cuatro zagales que por ellas se bebían los vientos...

Seguir leyendo